Categorías
Forochat

¿QUÉ ES ESPERANZA?

Esperanza es esperar alegremente.

Cuando las personas decimos tengo esperanza es porque quizás lo que hoy estamos viviendo no es exactamente lo que estábamos esperando, PERO esto que estoy pasando no ha acabado con mi capacidad de creer en Dios y de que Dios hará la buena obra en mi.

Cree que Dios puede cambiar la dirección del viento en cualquier momento.

Si hay esperanza se vive con alegría se espera con alegría.

La esperanza es como la savia dentro de una planta, aunque pasen las estaciones o sea limitada la savia que hay en esa planta, ésta mantendrá ese ser con vida. Así es la esperanza, aunque sea poca, aunque sea limitada te mantendrá con vida.

Dios quiere que abraces la capacidad de tener esperanza hoy y de creer que el futuro va a ser mejor. ¿Pero dónde conseguimos esperanza? En la Biblia, en la palabra de Dios, creyendo y confiando en sus promesas. Una razón más para que le saques el polvo a esa Biblia que tienes en casa y comiences a leer y vivir la palabra de Dios.

Te pondré un ejemplo corto de un hombre que según la Biblia es llamado el Padre de la fe: Abraham (Romanos 4:17-21) dice:

17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.

18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.

19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años , o la esterilidad de la matriz de Sara.

20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,

21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido

Miremos la actitud de Abraham y por lo cual es llamado el Padre de la fe:

Abraham creyó en el Dios vivo

Siguió teniendo esperanza hasta el último momento

Se enfocó en la realidad de Dios

No fue incrédulo, nunca dudó en que Dios podía hacerlo

Confió y se aferró en las promesas de Dios

Amados que nos están escuchando el día de hoy cuando las circunstancias te dicen cuelga los tenis Dios te dice ¿por qué? si lo que te he prometido te voy a lo cumpliré.

Ese sentimiento de darse por vencido, de rendición ante una circunstancia y de dejar todo de un lado sin ánimos de luchar, se llama desesperanza. Es un estado en el que muchas personas caen en estos tiempos, cuando las adversidades llegan inesperadamente y al no encontrar salida se derrumban. Justo en ese momento olvidamos la fe y que hay alguien más poderoso que el problema que estamos atravesando.

En esos momentos de desesperanza es necesario que nuestra fe aumente, que seamos fortalecidos y que nos levantemos con una Palabra que nos anime a seguir adelante y creer en el poder de Dios. Por esa razón es necesario memorizar algunos versículos que nos ayuden en la prueba, con el propósito de continuar en el camino de la confianza, no solo en nuestro Padre Celestial sino en nosotros mismos.

Y quisiera que hoy meditarás en estos versículos. Apréndetelos, leelos, repítelos y sobre todo cree en lo que dice el Señor.

  1. Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. 

Hebreos 11:1

  • Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán. 

Marcos 11:24

  • ¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible. 

Marcos 9:23

  • Yo soy el Señor, Dios de toda la humanidad. ¿Hay algo imposible para mí? 

Jeremías 32:27

  • Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Tuyo es todo cuanto hay en el cielo y en la tierra. Tuyo también es el reino, y tú estás por encima de todo. 

1 Crónicas 29:11

Para Dios no hay nada imposible, y Él está atento a nuestras oraciones, es su voluntad que nosotros pasemos la prueba cubiertos de su presencia y con una fe inquebrantable. Una de nuestras armas es la Biblia, estos versículos nos animan a entender que Dios es el dueño de todas las cosas y que su poder en grande ante las dificultades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *